Llevar gafas no te hace ni más creativo ni más interesante

Contenido patrocinado

La ortoqueratología (Orto K): el método más creativo para corregir miopía, hipermetropía y el astigmatismo sin cirugía.

Un tratamiento realmente ingenioso donde las lentillas Orto K, se usan exclusivamente para dormir: el usuario utiliza las lentillas, diseñadas específicamente para él, mientras duerme. Durante la noche, el epitelio corneal, la capa más superficial del globo ocular, se deforma suavemente tomando la forma de la lente. Un cambio sutil, que no causa ningún tipo de molestias. Al despertar, se retiran las lentes de contacto, y el ojo se ha adaptado a la curvatura para una visión perfecta, durante todo el día.

Todos los que llevamos gafas solemos autoengañarmos con los clásicos argumentos para no sentirnos el patito feo de las reuniones, pero sabemos que es mentira: las gafas no te hacen más creativo ni más interesante. Todos sabemos que depender de gafas o lentillas es una complicación que limita la vida diaria y que la cirugía es una opción radical que no siempre es la alternativa más recomendable.

La investigación y los avances en el campo de la optometría y la oftalmología han hecho posible una tercera opción. La ortoqueratología (también conocida como Orto K), un tratamiento, poco conocido hasta ahora, nacido hace más de 40 y que combina eficacia y reversibilidad para corregir la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Lo más sorprendente de Orto K es cómo corrige la miopía de forma muy efectiva mientras duermes, de manera que durante el día no necesitas ni gafas ni lentillas.

Te acuestas con Orto K y te levantas sin miopía

El secreto es que estas lentillas nocturnas se usan justo al contrario que las lentillas convencionales, como una “ortodoncia para los ojos” para ir a dormir  y no al despertar. Al contrario que las lentillas de uso diurno, las lentillas Orto K están hechas de materiales permeables a los gases, que permiten que la córnea esté convenientemente ventilada, evitando así los problemas que generan las lentillas convencionales.

Orto K corrige la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y también la presbicia. Y aunque ofrece ventajas innegables para el usuario adulto, donde Orto K ha resultado aún más eficaz es entre los niños y adolescentes.

Las lentillas nocturnas frenan el crecimiento de la miopía en niños y adolescentes. Orto K ralentiza el aumento de la miopía en un promedio de entre el 44% y el 50%. Es relevante saber que entre los 6 años y los 17 años, es la etapa en la que todavía es posible frenar el aumento de la miopía de forma eficaz.

¿La miopía es hereditaria o se adquiere?

Ambas respuestas son correctas: tanto la genética cómo el estilo de vida influyen de forma decisiva en la miopía. Los hábitos de alimentación, la falta de actividad en espacios abiertos, la ausencia de descanso para los ojos o la sobreexposición a las pantallas de ordenador o de teléfono son factores que inciden en la miopía. Y sin duda una buena explicación a la nueva realidad europea, donde más de la mitad de los menores de 35 años ya sufren de miopía.

Vivir libre de ataduras

Disfrutar en libertad, sin usar ningún sistema de corrección de la visión durante todo el día es una enorme ventaja. Tanto por la comodidad de llevar una vida activa sin limitaciones como por el aspecto estético, que es una ventaja importante para los pacientes miopes. Si este es nuestro objetivo solo existen dos opciones: Orto K y la cirugía.

Después de una cirugía láser la miopía puede volver

Existe la idea equivocada de que la cirugía “cura la miopía” y que después de una operación la miopía habrá desaparecido para siempre. Sin embargo, esto no se corresponde con la realidad. La cirugía láser corrige únicamente el defecto refractivo causado por el crecimiento excesivo del ojo. Pero un ojo operado, aun con buena visión, sigue siendo un ojo miope, con todo lo que esto implica. Además, y más importante, no es conveniente operarse, antes hasta haber cumplido los 20 años, edad en la que el aumento de la miopía ya se ha estabilizado.

Pero esto no siempre es así: en algunos casos la miopía puede volver a aumentar, algo habitual entre mujeres en periodo de gestación. En estos casos, la cirugía no es la solución. En cambio los métodos reversibles como Orto K, son una alternativa cómoda, segura y reversible, que permite, en el caso de que la miopía aumente en edad adulta, cambiar las lentes Orto K sin mayor complicación.

 “No son pocos los casos de pacientes, que una vez operados, constatan que su miopía vuelve a aparecer”, aclara la doctora Lovera, oftalmóloga de la clínica Doctor Lens, “es importante que, para los pacientes con miopía, la cirugía no sea la primera opción”. Doctor Lens, es la única clínica en España especialista exclusivamente en ortoqueratología que apuesta por el control de la miopía. “Llevamos más de 15 años desarrollando esta especialidad en Europa, en los que hemos atendido a más de 3.000 pacientes de forma satisfactoria”, afirma la Dra. Lovera, “por eso nuestro enfoque es entender la salud visual de los pacientes como un compromiso a largo plazo”.

Para más información sobre Orto K y Control de Miopía: Clínica Oftalmológica Doctor Lens. C/ Sainz de Baranda 29. Madrid 28009. Tel.: 915 991 514. [email protected]

[Contenido patrocinado]

Powered by WPeMatico

About Guaripete Solutions

Guaripete Solutions SEO Agency in Charlotte North Carolina, with personalized SEO Consulting Services, Small and Medium Business Social Media Marketing Services, and Website Builder Experts oriented to our Customers.